Todos nuestros artículos están confeccionados con materiales textiles libres de maltrato animal.
La mejor manera de lavar y cuidar el producto es la siguiente:

  • Bolsos mochila: para no dañar el tejido exterior de los bolsos, lo mejor es llevarlos a la tintorería. Si prefieres lavarlo tu misma, te aconsejo que uses un paño limpio, mojado en un fantástico líquido que consta de agua, un pequeño chorrito de jabón (sin ningún tipo de lejía ni blanqueador) y un poquitín de amoniaco. Si tienes cualquier duda, puedes escribirme en el apartado de contacto de la web.
  • Tote bags: dado el tejido con el que están confeccionadas, no es bueno lavarlas en la lavadora. Mejor a mano. Pero si aún así prefieres usar la lavadora, te aconsejo que antes la rocíes con un limpiador quitamanchas, tipo KH7 o Cillit Bang (contenido no patrocinado) y que esperes 10 minutos antes de meterla en la lavadora. Asegúrate de usar un programa para prendas delicadas y agua fría, ya que la estampación podría sufrir en el lavado.
  • Monederos, estuches, carteritas y demás cositas: todos estos productos se pueden lavar en la lavadora, pero ten en cuenta que el agua fría será menos agresiva con algunos de los componentes (gomas elásticas, cremalleras) y alargará la vida del tejido. También puedes plancharlos sin ningún problema, pero si tu artículo está estampado con serigrafía lo mejor es poner un paño encima para proteger la tinta. Si tu artículo lleva gomas elásticas o cremalleras, por favor, ¡no pases la plancha por encima!